Cómo limpiar pulseras de oro

by Bisuteria

La limpieza de las joyas, en especial de las pulseras de oro es muy importante, es necesario que le prestes especial atención a este tipo de cosas para que se preserven de la mejor forma. Lo bueno de esto, es que no será necesario que pagues porque hagan la limpieza de una pulsera de este tipo, ya que podrás hacerlo tú mismo en casa. 

Quizá pienses que necesitarás cosas muy específicas y que solo se consiguen en un lugar en especial, pero la verdad es que no. A continuación, te presentaremos algunas alternativas que te permitirán limpiar tus pulseras de oro desde casa y sin gastar dinero. 

Con lavavajillas 

Todo el mundo tiene lavavajillas en casa, este es uno de los métodos más sencillos que podrás encontrar. Para esto, lo único que deberás hacer es tomar un cuenco de vidrio, puede ser cualquiera de casa. En este, colocarás un poco de agua tibia, debe ser tibia y no caliente, si está a una temperatura muy elevada, puede dañar la pieza. 

El agua que utilices puede ser agua común y corriente, pero si agregas agua carbonatada te servirá mucho mejor. Las propiedades de este tipo de agua actuarán para hacer la limpieza. Lo mismo sucederá si agregas un poco de bicarbonato de sodio común al recipiente con agua. 

Luego, deberás agregar unas cuantas gotas de lavavajillas común, no importa que sea de una marca en específica, cualquiera servirá, mientras sea líquido. Esto deberás dejarlo reposar allí por un lapso de unos 15 minutos. 

Limpia la pulsera con un cepillo dental

Ya que haya pasado el tiempo correcto, deberás sacar una a una las pulseras del agua que ya tenías preparadas. Luego tendrás que tomar un cepillo dental, este puede ser cualquier tipo de cepillo, pero debes asegurarte que tenga cerdas muy suaves, si son muy rígidas terminarás rayando la pieza.

Una vez saques las pulseras, comienza a frotar poco a poco tu pulsera, asegúrate de entrar con las cerdas del cepillo a cada espacio que quede por allí para así hacer que la limpieza sea completa. 

Puedes sumergir nuevamente tu pulsera en la solución y sacarla para poder limpiar mejor, ya que esté completamente limpia tu pieza, deberás enjuagarla con agua tibia, no puede ser caliente, ya sabes que podría dañar para siempre tu pulsera. 

Sécalas y púlelas con un paño 

Esta es la parte que es la más importante del proceso de limpieza y pulido de una pieza de oro. Para hacer esto, deberás tomar un baño seco y muy suave para realizar el pulido. Para esto, saca tus pulseras del agua en la que las has enjuagado y colócalas en tu paño

Esto deberás hacerlo con cada pulsera por separado, si lo haces con todas juntas corres el riesgo de que se rayen. Y cuando estés puliendo, debes hacerlo parte por parte, no con toda la pulsera dentro, si haces esto, se rayará la pulsera con la mima pulsera. Así que ve de extremo a extremo poco a poco. 

Related Posts

Leave a Comment