De qué formar pulir pulseras de plata

by Bisuteria

Si ya has descuidado un poco tus pulseras de plata y estas han perdido su brillo inicial, o simplemente han tomado una decoración un tanto inadecuada, tendrás que poner manos a la obra para poder pulirlas. Quizá pienses que esto es algo que tiene que hacer un profesional para que no se dañen. 

Esto podría ser así si es que no tienes suficiente información de cómo realizar la limpieza y el pulido de forma correcta. En este caso, no tendrás que preocuparte por ello y mucho menos ir pagando por algo que puedes hacer tú mismo, pues aquí te mostraremos diferentes alternativas con las cuales podrás pulir tus pulseras de plata. 

Con vinagre y bicarbonato

Las cantidades que necesitarás de vinagre y bicarbonato podrán depender de la cantidad de pulseras de plata que quieras pulir. Lo que te recomendamos es un cuarto de taza de vinagre y una cucharada de bicarbonato de sodio. Es importante que el vinagre sea blanco, ese mismo que compras en el súper para hacer las ensaladas. 

Ya sabemos que el bicarbonato es uno de los mejores limpiadores que pueden existir, por ello lo que debes hacer es colocar en un recipiente de vidrio y limpio el vinagre que anteriormente has medido. Luego, coloca el bicarbonato, esto comenzará a hacer una reacción química que se presenta en forma de efervescencia. 

Una vez haya parado, introduce tu pulsera allí, deberás esperar al menos unos 10 minutos, y cuando la saques, verás que ya ha aclarado si es que estaba sucia. Para pulirla, deberás tomar un paño seco y comenzar a frotarla por un rato, esto es lo que hará que brille mucho. 

Con pasta de dientes

A que no sabías que podías pulir la plata con pasta dental, pues sí, esto no sirve solo para limpiar tus dientes, si no para darle brillo nuevamente a tus pulseras. Lo que necesitarás para pulirla no es más que agua caliente, un poco de jabón neutro y tu pasta dental. En cuanto a esto no hay demasiadas medidas, solo utilizarás lo que necesites. 

Lo primero que deberás hacer es colocar tu agua a calentar, no debe estar demasiado caliente, pues deberás manipularla con las manos. Una vez esté a una temperatura que puedas manipular, tomarás también tu jabón neutro y sumergirás la plata en el agua, la sacarás y comenzarás a frotar con el jabón. Este proceso lo repetirás unas tres veces más o hasta que sea necesario. 

Luego, enjuaga y toma tu pasta dental y colócale un poco a la pulsera, con la pasta, comenzarás a frotar la pulsera y hasta que sientas que es suficiente. Lo enjuagarás y volverás a hacerlo unas dos veces más. 

Una vez ya esté completamente limpia, sacarás del agua tu pulsera y la colocarás en un papel absorbente, aquí se retirará toda el agua y debes pasarla a una toalla limpia y seca, allí pulirás por unos 5 o 10 minutos tu plata. Y listo, ya quedará como nueva. 

Related Posts

Leave a Comment