Cómo hacer que las pulseras de oro no se oscurezcan

by Bisuteria

Comprarse una pulsera de oro no es cualquier cosa, se trata de una inversión que puede ser importante, sobre todo si se tiene en cuenta la cantidad de quilates de la cual sea la pieza. Por ello es que se debe tener muchísimo cuidado en la forma en la cual se está utilizando una pulsera de oro. 

Este es un material muy hermoso, pero también sus posibilidades de oscurecerse y dañarse son bastante altas. De hecho, muchas personas piensan que ya han perdido sus pulseras de oro porque se han opacado u oscurecido, pero la verdad es que no, pero lo mejor siempre será prevenir antes que lamentar. 

Por esto, a continuación, les mostraremos lo que tienen que hacer para que sus pulseras de oro no se opaquen.

Cuídalas del contacto con el exterior

Esto sí que puede ser un poco complejo, porque seguro que dirás, “si me he comprado una pulsera de oro, es para ponérmela” y sí, exactamente eso es lo que puedes hacer, pero existen ocasiones en las cuales la pulsera de oro sufre daños por una exposición extendida al exterior.

Por ejemplo, de nada servirá que te compres una pulsera de 24 quilates si la vas a tener siempre en exhibición de forma innecesaria. Puede que sea muy hermosa y quieres que todos la vean, pero esta deberá estar guardada para que no se dañe. 

Al contacto con el aire y la luz, el oro comienza a oscurecerse, este es un metal que al contacto con el oxígeno toma coloraciones particulares. Por ello es que mientras no la estés utilizando no será necesario que esté expuesta. Así que guárdala en un lugar aislado. 

Regula los productos cosméticos que utilizas 

Decir que no puedes utilizar más perfume ni cremas, sí que puede ser una completa locura. No se trata de que dejes de utilizar estos productos, si no de que los apliques en los momentos correctos para no dañar tus pulseras. Si ya te has puesto la pulsera, no te podrás colocar perfume en las muñecas, al menos, no directamente. 

El alcohol que contiene tu perfume no es el más idóneo para la preservación de tu pieza de joyería. Lo mismo sucederá con las cremas, estas se colocan en la piel y se absorben, en su mayoría, pero no siempre es así, también pueden quedar residuos. Esto residuos, al contacto con la pulsera irán ocasionando que se opaque la pieza. 

Siempre mantén tu pulsera de oro limpia

El mantenimiento de una pulsera de oro tiene que ver muchísimo con la limpieza. No quiere decir que tengas que estarla limpiado todos los días ni una vez a la semana. Si tienes un uso constante, quizá cada dos semanas o cuando veas que está tomando una coloración un poco diferente lo mejor es que la laves. 

Si esperas demasiado tiempo, todo lo que se ha acumulado de productos de belleza además del contacto con la luz y el sol terminará dando como resultado que se opaque si es que no la lavas. 

Related Posts

Leave a Comment