Anillos de moda

A grandes rasgos cuando hablamos de anillos, sortijas o alianzas, estamos hablando de unos accesorios de moda que irán adornando nuestros dedos de las manos. Cierto es que cada uno de ellos puede tener un gran significado o ser partícipes de los grandes momentos de nuestra vida. Esto nos indica que la historia de los anillos se va abriendo camino en nuestra vida. Si dicha historia es importante, la simbología tampoco se queda atrás. Por lo que nos encontraremos con unos accesorios que tienen mucho que contarnos.

Siempre puedes echar un vistazo y disfrutarás de unas piezas únicas que captarán la atención de tu mirada. Si bien los collares o los pendientes, así como las pulseras eran imprescindibles, los anillos tampoco pueden faltar. Porque nos deleitarán con la combinación de sus materiales, así como de sus colores o de sus gemas, que nos brindarán todo el brillo posible para poder adaptarse a todos los momentos que queramos. Un mundo único que seguro, querrás compartir con todas esas personas que te rodean, porque los mejores regalos pueden tener forma de anillos. ¿No crees?.

La gran historia de los anillos

Gracias a la historia y a los hallazgos, nos permiten disfrutar de grandes lecciones. Una de ellas es averiguar de dónde proceden los anillos. Después de mucho mirar, parece que ya en los tiempos egipcios comenzaron a ser importantes. Una manera de poder realzar la belleza y como no, las manos. Todo ello se ha descubierto en diversas tumbas, por lo que se supone que en este caso, no era un accesorio propio de una sola clase social. Pueblos occidentales como los persas o fenicios también los llevaban. Para que veas que no es algo que sea reciente, es cierto que los materiales también han variado mucho. Dependiendo de la época, se podían encontrar tanto anillos de oro como en plata. Pero en otros tiempos remotos, también se hablaba de anillos de vidrio, de marfil o de ámbar.

Fue a partir de la Edad Media, cuando los anillos tomaron un nuevo rumbo. Más que nada porque esas piezas redondeadas, pasaban a ser decoradas como nunca. Las gemas comenzaron a ser protagonistas de los mismos. Lo cierto es que cuando hablamos de las gemas, pensamos que solo lo hacían para que la pieza tuviera más valor pero no siempre era así. Se comenta que podía ser para tapar ciertas deformidades en los dedos. Durante los años posteriores, se convirtieron en uno de los grandes símbolos cristianos. Hay que recordar que también se han llevado colgados de los collares e incluso en los dedos de los pies. ¡Siempre tan versátiles y a la moda!.

Significado de los anillos según dónde los lleves

Aunque no te lo creas, dependiendo de dónde te coloques un anillo, puedes estar dándole un significado u otro. Sí, también hay un lenguaje de los anillos esperándote. ¿Quieres conocerlo?.

  • Anillos en el dedo meñique: Si lo llevas en el meñique derecho, viene a decir que eres una persona con carácter y con liderazgo. Mientras que si lo llevas en la izquierda, entonces la paciencia es una de tus mejores virtudes.
  • Anillos en el dedo anular: Como sabemos, es el dedo donde se suele colocar el anillo de compromiso y las alianzas de boda. Pero si no es así, un anillo en el dedo derecho es sinónimo de perfeccionismo, mientras en el izquierdo, de una persona muy creativa.
  • Anillos en el dedo corazón: Los anillos en el dedo corazón de la mano derecha, indicarán que no sabes tomar decisiones por ti mismo, mientras que será todo lo contrario si los llevas en la mano izquierda.
  • Anillos en el dedo índice: Aquí indicarán que eres una persona con gran autoestima. Si lo colocas en la mano derecha, dice de ti que eres un poco mandona. En la izquierda, es que te gusta llevar el control y ser el líder.
  • Anillos en el dedo pulgar: En ocasiones también los hemos visto cómo los anillos adornaban los pulgares. Es sinónimo de amor y pasión.

Clases de anillos

A la hora de pensar en los anillos, está claro que se nos vienen unos cuantos a la cabeza. Anillos variados y que también formarán parte de diferentes momentos de nuestra vida.

  • El anillo de compromiso: Es uno de los más conocidos por todos. Es un símbolo del amor entre dos personas. Un anillo que puede representar ese compromiso que van a adquirir. Una promesa de amor, como bien decimos, pero además de fidelidad y de respeto a la par que de felicidad.
  • Alianza nupcial: Como no, después del compromiso llega el siguiente paso. Un paso que desemboca en la boda. Pues ese día, la alianza será la protagonista que sí simboliza todo lo que acabamos de mencionar pero de una manera más directa y para toda la vida.
  • Anillo del pescador: Se trata de un anillo que solamente lleva el Papa. Se dice que tiene este nombre porque viene de San Pedro y éste tenía el oficio de pescador. De hecho el anillo en cuestión tiene una imagen de San Pedro que está pescando en un bote.
  • Anillo episcopal: También parece que otra de las clases de anillos que tenemos. En este caso, será recibido por los obispos. Ya que se trata de una alianza o de una unión que estos tienen en su compromiso con la iglesia.
  • El anillo real: Otro de los grandes clásicos es este anillo real, ya que lo solían llevar los reyes de la Edad Media. Una especie de sello que solían lucir cada día.

Diferencias entre anillos y sortijas

Aunque muchas veces las nombramos de igual manera, lo cierto es que tienen sus diferencias. Por eso, no está de más que, ya que hablamos de estos accesorios, también aclaremos bien esos pequeños detalles para que no dé lugar a ningún tipo de error. ¿No te parece?.

¿Cuál es la diferencia entre anillos y sortijas?. Pues bien, no es demasiado complicado, aunque como decimos, solemos usar los sinónimos en ambos casos. La gran diferencia entre ambos, es que el anillo suele contar con algunas gemas. Sí, las piedras preciosas siempre lo acompañarán para darle más estilo a la par que brillo. Mientras que las sortijas suelen ser unos aros lisos. Esto no significa que no tengan algunas inscripciones o detalles, pero siempre de una manera más sutil.
Los anillos pueden estar compuestos por varias partes como por ejemplo, la del aro, la parte más plana y como no, donde lleva la piedra o gemas varias. El oro y la plata son los materiales más comunes cuando hablamos de los anillos. La sortija es otro de los accesorios simbólicos que llevaremos para adornar nuestras manos. Suelen ser de oro, de más de 18 quilates. Aunque últimamente el oro rosa o el blanco también están obteniendo ese protagonismo que nos encanta. Claro que hoy en día, con todas las ideas que tenemos en el mercado, podremos disfrutar de numerosas opciones, tanto de los anillos como de las sortijas. ¿Cuál es tu favorita?.

Además de anillos, en nuestra tienda de bisutería encontrarás: